¿Qué tipos de balances hay?

Existen muchos tipos de balances, pero los fundamentales son:

  • Balance de situación: Recoge el valor del Patrimonio y su composición a través del desglose de los bienes, derechos y obligaciones, agrupando bienes y derechos en el Activo y las obligaciones en el Pasivo
  • Cuenta de resultados: Recoge la información agrupada por similitud en la naturaleza de los mismos, de los gastos e ingresos producidos a lo largo de un período de tiempo en una entidad. A la diferencia entre ingresos y gastos se le denomina, en las ESFL, ‘Excedente’
  • Balance presupuestario analítico: Comparación entre el presupuesto de gastos e ingresos y los gastos e ingresos contabilizados, ordenados según los criterios analíticos establecidos por cada entidad