¿Cuáles son los métodos de captación de fondos más habituales entre ONG?

En lo que se refiere a la financiación institucional, ya sea pública o privada, lo más común es preparar proyectos para obtener una subvención u optar a un premio con una dotación económica. También se celebran contratos de prestación de servicios.

La captación de fondos procedentes de la ciudadanía se realiza de formas más variadas. La mayor parte de los esfuerzos se destinan a conseguir donaciones dinerarias y, sobre todo, cuotas de afiliación. A tal efecto, el método que mayor volumen de afiliados genera es la captación cara a cara en la calle o en otros espacios públicos, empleado fundamentalmente por conocidas ONG pero también por otras menos notorias.

También se utiliza mucho las llamadas telefónicas para convertir a personas que han colaborado previamente. Por ejemplo, se solicitan microdonaciones a través del envío de SMS solidarios con el objetivo fundamental de identificar a simpatizantes de una causa y llamarles para convertirlos en asociados. A menudo, el dinero recaudado con los SMS no cubre siquiera los costes de la campaña, luego esta es rentable cuando se consigue un determinado número de socios.

El tercer canal importante es Internet, combinando un atractivo sitio web con el uso del correo electrónico como instrumento de comunicación personal. También hay organizaciones que son muy hábiles dinamizando en los medios sociales una comunidad de simpatizantes a los que solicitan aportaciones que materializan en el sitio web o en una plataforma de crowdfunding.

En muchas ocasiones, el éxito en la captación no descansa en uno de estos canales de manera aislada, sino en una inteligente combinación de varios de ellos. La captación de fondos es en gran medida multicanal.