Área de Innovación Educativa. Centro de educación ambiental

Descripción

En esta experiencia os contamos la buena práctica de la  Fundación Empresa y Juventud filial de Aldeas infantiles de España, que reinventó su Centro Especial de Empleo y consiguió así aumentar su rentabilidad, añadiendo a sus actividades tradicionales de agricultura ecológica un innovador proyecto educativo.

Esta fundación se dedica a la formación e integración familiar, social y/o laboral de menores y jóvenes, pero especialmente de personas con discapacidad. De esta manera, les facilitan un desarrollo personal y su autonomía de cara a involucrarse en el mundo laboral.

Sus principales líneas de actuación son el Taller de Cartón, la Agricultura Ecológica, el Taller de Manipulado, el Área Social y la Educación y el Centro Especial de Empleo. Éste ofrece una actividad empresarial que da trabajo estable a 35 personas con discapacidad, les imparte formación específica y pone a su disposición acompañamiento en diferentes ámbitos.  Además, la fundación cuenta con unas instalaciones muy especiales: la Finca Casería Verdeval, un centro de producción agroecológica.

El proyecto de innovación educativa nace ante la necesidad de aumentar la rentabilidad y sostenibilidad del Centro Especial de Empleo (CEE) ubicado e la Casería Verdeval. El CEE es un espacio activo de producción agroecológica en el que trabajan un equipo de personas que partían de una situación de dificultad para integrarse en la vida laboral a causa de su discapacidad, muy profesionales y con mucha experiencia en su trabajo.

Desde este punto de partida, en 2019 la Fundación decide crear una nueva área de trabajo, en la que la experiencia de los trabajadores del CEE y del equipo de profesionales del ámbito educativo se suman para crear un Centro de educación ambiental. La idea es abrir el centro a nuevas actividades y nuevos públicos, es decir, desarrollar un nuevo “producto”, esta vez dirigido a centros educativos. En concreto, se busca llegar a los cursos de educación primaria. Para ello, se han desarrollado ya dos unidades didácticas durante estos dos años que lleva en marcha el proyecto, con la intención de desarrollar una tercera próximamente:

  • Primer año: desarrollan la primera unidad, La Máquina del tiempo, para 3 y 4º de primaria.
  • Segundo año: implementan y desarrollan la segunda unidad, Misión Fénix, para 5º y 6º de primaria.
  • Tercer año: ahora van a desarrollar la tercera unidad para 1º y 2 de primaria.
Obstáculos y soluciones

Una de las principales dificultades a la hora de poner en marcha la iniciativa fue de naturaleza comercial, porque la fundación entró en un sector donde ya había muchas empresas y, por lo tanto, bastante competencia. Para lidiar con ello, tuvieron que buscar financiación paralela, a través de las “bolsas solidarias” hechas con entidades bancarias como Unicaja, Bankia o La Caixa.

El desarrollo técnico del contenido ha sido también un reto, para lo que han formado un equipo de profesores voluntarios que han acompañado durante el proceso.

En estos momentos, el próximo reto es seguir apuntalando el proyecto, fidelizando a los centros y lograr posicionarse de manera diferencial. Para ello, podrían existir diferentes vías:

  • Ampliar las etapas educativas en las que se enfoca el proyecto.
  • Considerar otro tipo de público objetivo y no centrarse únicamente en centros escolares.
  • Mejorar las actividades actuales. 
Resultados y valor añadido

El proyecto de innovación educativa de la Fundación Empresa y Juventud es innovador tanto en su concepción como vía para aumentar la sostenibilidad económica de la entidad como en la metodología que aplica.

En él, el alumnado aprende jugando y experimentando a través de actividades adaptadas a su edad y con contenidos del curriculum educativo. Además, lo hace a través de los monitores y monitoras de Casería Verdeval, que son las mismas personas que trabajan en el CEE (muchos de ellos fueron niños tutelados, o que estuvieron en Aldeas Infantiles y otros son personas con discapacidad) y han aprendido a trabajar con niños con metodologías pedagógicas novedosas.

Finalmente, la Fundación está dirigiendo el proyecto sobre todo a centros educativos de un perfil con niños y niñas con menos medios económicos, con lo que están llegando con su iniciativa a un colectivo que normalmente queda excluido de este tipo de actividades.

Por todo ello, los resultados han sido muy positivos, tanto en calidad como en resultados económicos. Dese el equipo docente y el alumnado hasta los propios monitores, las puntuaciones obtenidas en las evaluaciones han sido excelentes. Además, el primer año atendieron 800 escolares de 15 centros y el proyecto ha supuesto la contratación de 11 nuevos centros en 2019 y de 23 nuevos profesionales en el Centro Especial de Empleo.

Esta iniciativa se ha podido llevar a cabo gracias a la cofinanciación del Fondo Social Europeo a través de la convocatoria de CEPES, como organismo intermedio.

 

Ir al vídeo

Contenido relacionado