Recursos: Guía El Tercer Sector y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

Conocer de primera mano las demandas, los retos y las dificultades del Tercer Sector a la hora de acceder a los fondos, además de fomentar el conocimiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) fueron los dos objetivos principales de las sesiones de formación y reflexión que organizó la Plataforma del Tercer Sector en el marco de la celebración de su Junta Directiva y Asamblea General en noviembre de 2021. Fruto de este trabajo de reflexión y debate, acaba de publicar esta guía que ofrece como recurso para mejorar el acceso de las entidades a los fondos del Plan de Recuperación.

Los recursos vinculados al PRTR son una oportunidad para el fortalecimiento del Tercer Sector, para la generación de sinergias entre las distintas entidades, para la mejora de las colaboraciones con las Administraciones Públicas y las empresas, así como para la digitalización y la mejora de las políticas en el medio rural y en los procesos de desinstitucionalización. De manera general, esta agenda sin precedentes de inversiones y reformas, impulsada desde Bruselas, se centra en cuatro ejes transversales: avanzar hacia una España más verde, más digital, más cohesionada desde el punto de vista social y territorial y más igualitaria.

Sin embargo, las entidades encuentran que en ellas aún se hallan algunas necesidades que no han sido cubiertas de forma satisfactoria. Por ejemplo, señalan carencias relacionadas con el medio rural, el tiempo libre educativo, la digitalización del sector de la cooperación al desarrollo y acción humanitaria o las ayudas a la discapacidad. Las organizaciones ponen de manifiesto la falta de participación del Tercer Sector durante el proceso de planificación, algo que podría haber aportado una visión más cercana de estas necesidades y que podría estar detrás de algunas de las mencionadas carencias. Igualmente, señalan como otro de los principales obstáculos la falta de comunicación adecuada, accesible y centralizada, se habló de poca información y muchos órganos gestores.

A nivel interno, por otra parte, también se detectan barreras y retos propios en el acceso a los fondos del PRTR. Así, las entidades también reconocieron problemas en su capacidad de adaptación y competencias en los equipos para el acceso a la financiación europea, limitaciones de tamaño o ingresos mínimos, necesidad de destinar recursos adicionales para la comprensión de las lógicas de financiación...

En este contexto, las organizaciones ven con temor las dificultades a las que se van a enfrentar en las diferentes fases de la financiación. Por ejemplo:

  • La falta de tiempo para la presentación de propuestas, la dificultad del proceso y determinadas limitaciones en los requisitos de acceso son algunos ejemplos de impedimentos en los que puede verse el Tercer Sector en la primera fase.
  • Después, en las fases de ejecución y seguimiento de los fondos preocupan otros aspectos como el tiempo limitado para el desarrollo de los proyectos o el esfuerzo adicional que requieren los sistemas de gestión y justificación de los fondos del Plan.

Pese a las dificultades expuestas, las organizaciones reconocen el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como una gran oportunidad para la transformación y, a partir de los retos identificados, proponen una serie de recomendaciones que ayuden a la inclusión del Tercer Sector como socio relevante en la ejecución de las inversiones sociales del PRTR.

Recomendaciones para las entidades del Tercer Sector

En la fase de programación de los fondos, se recomienda:

  • Fortalecer los distintos canales de interlocución con las administraciones competentes y responsables de las inversiones.
  • Realizar un mapeo e identificación de los actores relevantes con los que es posible establecer alianzas en la ejecución de las inversiones.
  • Trabajar la incidencia tanto con la administración estatal, como con la regional y local.
  • Favorecer el impulso y generación de sinergias y proyectos comunes entre las distintas administraciones y entidades del Tercer Sector.
  • Hacer un ejercicio de planificación previa, conociendo las prioridades de los fondos y de las Administraciones Públicas, indagando sobre quienes serán las entidades ejecutoras, identificando a los interlocutores y conociendo como va a instrumentarse la inversión.
  • Adelantarse a las convocatorias de ayudas, preparando borradores de proyectos e iniciativas en base a la información disponible.
  • Contar con el apoyo de las redes a las que pertenecen las entidades.
  • Apoyarse en plataformas como la Plataforma del Tercer Sector, explorando vías de formación e información sobre los fondos, así como los canales de incidencia en la programación para trasladar las necesidades de las entidades.

Por otro lado, en relación con la ejecución, el seguimiento y la evaluación de las inversiones se recomienda:

  • Establecer alianzas y acuerdos con otras entidades del Tercer Sector para la presentación de proyectos conjuntos.
  • Explorar el establecimiento de alianzas de colaboración público-privada para la presentación de posibles proyectos conjuntos con el sector empresarial de las Administraciones Públicas.
  • Poner en marcha redes de buenas prácticas entre las entidades.
  • Favorecer la formación de los profesionales de las entidades a cerca de los fondos europeos del PRTR.
  • Participar en formaciones sobre los fondos, ser proactivos y recopilar y tratar de responder todas las dudas que puedan surgir antes de la publicación de las convocatorias.
  • Poner en marcha la figura de los gestores de proyectos europeos dentro de las entidades.
  • Favorecer la transparencia y el buen gobierno en las entidades.
  • Poner en perspectiva la dimensión y el alcance de los proyectos en relación con los fondos.
  • Avanzar en los procesos de digitalización de las entidades.
  • Explorar nuevas líneas de actuación que se alineen con los objetivos y prioridades de los fondos europeos.
  • Valorar que durante el seguimiento también se comprobará el gasto y se evaluarán los resultados e impactos de los proyectos.
Recomendaciones Tercer Sector

Recomendaciones para las entidades públicas

A las entidades públicas, tanto a las que tengan papel gestor como ejecutor, se les recomienda:

Durante la fase de programación:

  • Trabajar para mejorar la información disponible.
  • Establecer canales de participación en la preparación y diseño.
  • Facilitar formación.
  • Considerar el tamaño de las entidades para no excluir a las de menor presupuesto.
  • Programar plazos amplios.

Durante la ejecución, seguimiento y evaluación de las inversiones, se recomienda a las administraciones públicas:

  • Considerar los plazos de ejecución.
  • Ofrecer marcos seguros de financiación, evitando cambios imprevistos
  • Participar más en el seguimiento de los proyectos.
  • Clarificar adecuadamente los elementos que serán evaluables.

La guía ha sido publicada junto a un video resumen de sus puntos principales, pero son sólo dos de los materiales que la Plataforma del Tercer Sector ha generado sobre esta temática: en su página web se pueden encontrar diversos materiales formativos, de incidencia y de difusión para fomentar la participación del Tercer Sector en la ejecución y desarrollo de los programas y proyectos vinculados a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.