Guía para hacer el presupuesto de tu ONG

Cuando te planteas poner en marcha una ONG, hay que tener en cuenta algunos puntos básicos de los que partir y la inversión y gestión económica que conllevan. Cuestiones como el registro del nombre o la marca, la creación de una página web o la contratación de diferentes seguros son solo algunas de las que hay que tener en cuenta cuando quieres dar forma a una organización.

Desde COMPASSS te compartimos una lista con diferentes puntos, basada en la guía The ultimate Budget guide, para que tengas presentes los básicos a la hora de poner en marcha tu proyecto.

Puntos básicos a tener en cuenta para hacer el presupuesto inicial de tu ong

Nombre y creación de la marca

Tendrás que registrar el nombre y la marca de tu organización para que nadie pueda hacerlo con uno igual en la Oficina Española de patentes y marcas. Para ello tendrías que hacer primero una pequeña investigación para asegurarte de que nadie haya elegido ya ese nombre o esa marca y luego registrarla. Puedes hacer un registro a nivel nacional o a nivel internacional.

Lo que hay que tener en cuenta para reducir los costes:

  • Saber si es necesario registrar una marca a nivel internacional desde el principio o, si por el contrario, tu actividad no se va a extender tanto y puedes hacerlo solo a nivel nacional. Por ejemplo, los costes para una marca nacional son alrededor de 150€, a nivel europeo son 850€ de base y a nivel internacional son 900€ de base. En caso de registrar una marca a nivel nacional luego podrás ampliar para registrarla a nivel europeo o internacional.

Contratación de un seguro básico

Casi todas las organizaciones sociales necesitan algún tipo de seguro, pero el tipo exacto y los costes varían enormemente según su estructura. Nuestra recomendación es empezar por uno de Responsabilidad Civil.

Seguros a tener en cuenta:

  • Seguro de responsabilidad general. Recomendado para todas las organizaciones sin fines de lucro. A veces conocido como seguro de "resbalones y caídas", El seguro de responsabilidad te protege si alguien se lesiona en tu propiedad. Esto es lo más tipo básico de seguro sin fines de lucro: cualquier persona que tenga algún contacto con el público debe adquirir un seguro de responsabilidad civil general.
  • Seguros de Administradores y Directivos. Recomendado para todas las organizaciones que destinar presupuesto, especialmente en el caso de tener miembros de la junta de alto patrimonio neto. Este seguro cubre a sus directores y funcionarios en caso de una demanda contra el director y funcionarios de la organización (por mala conducta o mala administración). Cubre los honorarios legales y daños y perjuicios.

También hay otras coberturas de seguros que puedes considerar en base a las necesidades y la estructura de tu organización, como un seguro de propiedad, uno de coche, un seguro de compensación de trabajadores o uno de voluntariado, por ejemplo. Aquí puedes encontrar más información de los diferentes seguros que son útiles para una entidad social.

Página web

Cualquier ONG necesita un sitio web donde contar cuáles son sus objetivos, sus actividades y sus programas. Una página web te conecta con miles de personas que pueden estar interesadas en tu labor y que no pueden llegar a ti a través de otros canales, por eso es importante tener una página web que sirva de escaparate del trabajo de la organización.

Algunas recomendaciones:

  • No escatimes en tu sitio web. Al igual que el marketing y la recaudación de fondos, una buena página web genera muy buenos resultados en términos de donaciones. Por lo tanto, reducir los costes en este apartado resulta contraproducente a largo plazo.
  • Empieza de forma básica. Puedes comenzar con una plantilla más sencilla y de bajo coste e ir actualizándola poco a poco, si al principio no cuentas con mucho presupuesto. Aunque hay que tener cuidado porque muchas veces cuesta más renovar una plantilla existente que hacer un sitio web desde cero.
  • Rodéate de un buen equipo de desarrollo. Que te asegure un buen resultado y que te sirva a largo plazo.  
  • Aprovecha las bonificaciones que tiene Google para las entidades sociales. Por ejemplo, una organización sin fines de lucro puede recibir dinero gratis por Google AdWords, así como otros beneficios premium.

Además de los costes mencionados anteriormente, también hay que tener en cuenta otros que no entran dentro de estas categorías. Estos costes muchas veces no se consideran a la hora de pensar en el presupuesto inicial de una entidad, pero también son importantes para calcular de manera más exacta la cantidad con la que necesitamos contar. Son, por ejemplo:

  • Empleados. En este artículo puedes encontrar más información del mínimo de personas que deben formar una asociación:
    • Los salarios: las retribuciones del equipo que forme la entidad
    • Otros gastos asociados: como pueden ser los impuestos que se pagan por los empleados, formación, etc. Aquí puedes encontrar más información sobre la gestión del personal contratado en una ONG.
  • Marketing: puede incluir desde presupuesto para campañas en redes sociales, hasta cartelería, creación de piezas audiovisuales, etc.
  • Lo relativo a la oficina:
    • El alquiler.
    • Otros necesidades como conexión wifi, línea telefónica, electricidad, etc.
    • Equipo de trabajo: ordenadores, por ejemplo.
    • Muebles y escritorios.
    • Gastos de envío.

De todos los gastos mencionados anteriormente, los que podrías minimizar serían los asociados a la contratación de un equipo y al alquiler de un espacio, por lo que es importante que consideres bien cuáles son tus necesidades antes de incluirlos.

Con todo esto puedes hacer una prueba de presupuesto que te ayude a hacer una estimación inicial. Aquí puedes consultar una plantilla de presupuesto que te sirva de guía para hacer el tuyo. Si quieres leer más artículos sobre gestión financiera en el tercer sector, visita nuestro blog.